sliderup

sábado, 27 de diciembre de 2014

Más pero no mejor: "El hobbit. La batalla de los cinco ejércitos"


FRIKICRÍTICA

"El Hobbit. La batalla de los cinco ejércitos"
por Parker.


Frikipuntos: 8/10

¡ATENCIÓN CONTIENE SPOILERS!

Lo mejor: La grandiosa batalla, el amor de Peter Jackson por la Tierra Media, y el trabajo de Martin Freeman e Ian Mckellen

Lo peor: No hay innovación, quizás por un cierto hartazgo latente por parte de Jackson y su equipo. Que sea la última vez (de momento) que 'visitemos' a la Tierra Media.



La última película de la trilogía de "El Hobbit", ha sido la más difícil de analizar y criticar de todas las que he hecho en Cinefrikia. Quería digerir bien lo que vi en el cine, y quería analizar las sensaciones y pareceres que brotaban en mi cuando salí del cine. Algunas por ser demasiado viscerales, pero otras por no saber identificarlas de buenas a primeras.

Me he propuesto dejar de lado el conflicto existente por la adaptación (al parecer no tan buena para un sector de cinefrikis) que han llevado a cabo. Me centraré en intentar hablar sólo de la película que he visto en el cine. Aún así quiero remarcar que soy de la opinión que con una peli larga, o en todo caso con dos, hubiera sido suficiente para plasmar el libro de escasas 300 páginas que es "El Hobbit". Pero como suele ser habitual, 'poderoso caballero es Don Dinero'. Ya lo he dicho. Pero sinceramente... ¡Ojalá hubiera una frikipeli de la Tierra Media cada año! Es un deleite para la satisfacción cinefriki.

"El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos" es la más entretenida de las tres, la más épica, la más espectacular, y la que parece querer semejarse más a sus hermanas mayores de la anterior trilogía.
La batalla de 45 minutos de los cinco ejércitos (¿alguien sabe a ciencia cierta cuál es el quinto ejército que nos ofrece Peter Jackson?) es más variada y completa que la del Retorno del Rey, pero menos impactante que el Abismo de Helm. A pesar de ello, es una secuencia (entendiendo secuencia como la batalla completa) de una gran complejidad, solucionada con brillantez, sin fisuras, con un ritmo envidiable, y que debería servir a las escuelas de cine para mostrar a l@s futur@s cineastas. Peter Jackson no escatima en recursos e impera la ley de "cuanto más mejor". La capacidad de sorprendernos ya la ha perdido y por tanto, muy lúcidamente nos ofrece un frenesí de criaturas, planos, idas y venidas que recordaremos como de lo mejor de la película.



Pero es precisamente en esa genialidad de batalla donde podemos ver el mayor mal de la película. Y es que lo que se perfila durante toda la trilogía, en esta última entrega se hace más latente aún. Hablo del cansancio y cierto hartazgo que rezuma la película por parte de Peter Jackson. Pero claro, después de casi 15 años rondando por la Tierra Media, Jackson sabe esquivar a la perfección la rutina en la realización con grandes dosis de espectaculares planos, escenas épicas, un preciosismo desmesurado, un increscendo difícil de mantener de tal manera por muchos otros cineastas, y un amor por la obra de Tolkien jamás visto por otro cineasta. Y es que le podemos retraer muchas cosas al director (algo más de originalidad a la hora de solucionar según que escenas, como sí ocurría con la fabulosa 'escena de los barriles'), pero no podemos discutirle el amor y pasión por el universo creado por Tolkien. Y eso se nota en las seis películas.

En cuanto a los personajes y actores, obviamente debo destacar a Martin Freeman con su humildad interpretativa y la sensatez de sus matices, y al inglés Ian McKellen con su madurez sosegada y profundo conocimiento de la profesión. Uno nos hace olvidar al Frodo de Elijah Wood y le hace parecer (más si cabe) un pusilánime, y el otro sustenta y da coherencia al reparto de la sexalogía de la Tierra Media. Quiero también hacer una mención especial para Richard Armitage el cual siempre me ha convencido como Thorin escudo de roble (aunque no me ha entusiasmado especialmente ante el gran reto que tenía por delante de interpretar a un 'desquiciado y ciego' Rey bajo la montaña), y para Luke Evans, mucho más creíble y asentado como Bardo que en "El Hobbit. La desolación de Smaug".
Además de destacar a actores, hay otros aspectos y puntos remarcables como la lucha entre Thorin y Azog, las espectaculares piruetas de Legolas, la llegada de Dáin II de las Colinas de hierro (una escena extremadamente rolera. ¡Dáin tiene Carisma +20 por lo menos!), la historia de amor entre Kili y Tauriel resulta creíble y nada empalagosa (¡gracias Peter Jackson!), la espectacular secuencia de los elfos saltando por encima de los enanos para cargar contra los orcos, todas las escenas de Smaug arrasando la Ciudad del Lago, Galadriel en modo 'huevos hinchados', el momento 'Gandalf y su pipa', y el 'deja vú' con los gusanos de Dune. Y no quiero dejar de mencionar la gran canción (ojo a esa posible nominación) interpretada por Billy Boyd llamada "The last Goodbye", un título de lo más acertado.


Personalmente no creo que ocurra lo mismo que ocurrió con "ESDLA El retorno del Rey" y que arrase en los Oscars. Ni por casualidad. Creo que quedará relegada a algún premio de los llamados menores, como son los técnicos, maquillaje, o vestuario (a los cuales creo que podría optar con la cabeza bien alta, pues el trabajo de arte y producción es excelente. Recordemos que se han grabado las tres películas juntas). Y eso que este año hay grandes películas, pero se prevee como uno de los años menos homogéneos y más emocionantes de las últimas ediciones de los premios de la Academia, puesto que no hay un claro favorito. Los Globos de Oro y los premios de la Crítica serán un buen baremo, para intentar discernir por dónde pueden ir los tiros de los académicos (aunque eso nunca ha significado nada, ya lo sabemos).

Hay quien cree que esta hexalogía, tiene similitudes con la de "Star Wars". ¡Nada más lejos de la realidad! Tan sólo en su orden de grabación se parecen, pero sus características, y el simple hecho de haberlas rodado el mismo equipo, ya diferencia a las de la Tierra Media de las de Lucas. No digo (¡jamás lo diría!) que una sea mejor que otra. Pero no creo que tengan tantas similitudes la una con la otra. Algunas si, pero es como comparar... Iba a decir una burrada.

En fin, para terminar tan sólo quiero puntualizar dos cosas: la primera es que, ¿te has fijado que la trilogía del Hobbit sin Thorin se podría haber contado igual? Realmente, excepto matar a Azog, no hace mucho más. Es como "Indiana Jones en busca del Arca Perdida". En ella Indiana Jones 'no hace nada', todo lo hacen otros. Piénsalo bien. La segunda es que espero que Jackson entienda que una cosa es la Tierra Media, y otra es Tintín, el que presumiblemente será su nuevo proyecto. Espero que se insufle de energía, ideas y aires nuevos para rodarla y nos ofrezca una versión mejorada de la entretenida entrega que nos brindó Spielberg.




¿Has visto la película? ¿Estás de acuerdo con nuestra crítica? ¿También crees que se parece tanto a "Star Wars"? ¿Qué es lo que más y lo que menos te ha gustado? Déjanos tu comentario y desentrañemos todo lo concerniente a la última entrega de la Tierra Media.
Por cierto, ¿te has aprendido ya el nombre de los 13 enanos de memoria sin mirar ni consultar ningún sitio? Yo no...

Parker
@parkercinefriki

4 comentarios:

  1. Muy buena crítica. A mí me encantó el momentazo épico de los elfos saltando por encima de los enanos. Además muy chulo visualmente.
    Los cinco ejércitos estaban claros en el cine, yo los conté. Pero ahora no sabría decir:
    Humanos, elfos, enanos, orcos y ...?

    Con Tintín espero que (al menos) mejore lo que hizo Spielberg, que a mí no me gustó mucho...

    Un saludo cinefrikis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Hijitis Aguditis! (Me encanta tu blog).

      El ejército que falta no sé muy bien si serían los trasgos o las bestias.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. A ver... Lo de Thorin no es que no haga nada sino que, como Indiana Jones, con o sin él la historia continúa. Es decir no tiene mucha relevancia.

    Vale que es el líder, pero si esos enanos no hubiesen querido recuperar Erebor, Gandalf hubiese buscado otros compañeros de aventura para derrotar a Smaug...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso lo hemos dicho. Pero es más bien a modo de gracia-curiosidad. A ver si ahora Thorin escudo de roble se va a cabrear y destará su furio sobre nosotros...

      Gracias por comentar y un frikisaludo!

      Parker
      @parkercinefriki

      Eliminar

¿Algo friki que decirnos? ¿Un dato cinéfilo que quieras aportar?
Somos todo oídos...