sliderup

domingo, 24 de enero de 2016

La otra cara de las candidaturas a los Oscar 2016


Llega mediados de enero, y como cada año, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood anuncia los candidatos a sus mediáticos premios anuales, los Oscars. Además del clásico de debate sobre lo justo o injusto de sus elecciones, cuáles han sido los grandes olvidados, y qué posibilidades tiene cada cual de ganar, siempre se dan casos curiosos sobre los que merece poner la lupa, y aquí os invitamos a mirar a través de ella.

El retorno del “viejo” deportista

Si quieres ser nominado después de muchos años de haberlo sido por representar a un “deportista”, repite tu papel muchísimos años después para entrenar a algún aprendiz.
Paul Newman, en una discutida elección y tras muchos papeles más merecidos, ganó finalmente un Oscar como actor secundario al repetir su nominado papel de jugador de billar de “El buscavidas” en la posterior “El color del dinero”, donde enseñaba a Tom Cruise.
Curiosamente, el año anterior a ese Oscar al mejor actor secundario, a Paul Newman le fue concedido un Oscar honorífico a toda su carrera. Y para rematar, volvió a recibir dos nominaciones adicionales (una a secundario y otra a principal) antes de su muerte en 2008.
Este año, Sylvester Stallone ha recibido una candidatura a mejor actor secundario por el papel de Rocky Balboa en la película “Creed”, tras haber sido nominado a mejor actor principal por el mismo papel por “Rocky” en… 1976. Visto los antecedentes del Sr. Newman y su reciente victoria en los Globos de Oro, quizá lo gane.


Vestir a Eddie

Si eres español y diseñas vestuario, te recomendamos vestir a Eddie Redmayne. O ser dirigido por Tom Hooper, o más bien ambos al mismo tiempo.
Paco Delgado repite nominación, su segunda, tras la conseguida por su enorme trabajo en “Los Miserables” en 2012.
Y vestir a Lili en la Copenague de los años 20 doy fe que luce, esperemos que se traiga el premio.


El loco de la carretera

Para ser candidato a muchos e importantes premios por el reinicio/re invención de una saga post apocalíptica, éxito logrado por Mad Max en esta edición... ni lo intenten, es imposible de volver a repetir tanta suma de elementos peculiares.
George Miller, director candidato tanto a mejor película como por su dirección, acumulaba por las tres películas originales de Mad Max la friolera de... cero candidaturas. Pero no pensemos que es un director sin nombre, tiene un Óscar y tres nominaciones. Ninguna de ellas por dirigir, ninguna de ellas por películas de acción.
Miller fue nominado por dos guiones de películas (El aceite de la vida y Babe el cerdito valiente), como productor a mejor película por Babe, y finalmente ganó como productor de Happy Feet, mejor película de animación de su año (dirección del propio Miller).
Añadamos la candidatura a montaje, obra de su mujer, Margaret Sixel, que apenas ha editado películas aparte de Babe y Happy Feet (siendo ésta su primera candidatura).
Siguiendo con el refrito, el director de fotografía John Seale, casi retirado, fotógrafo de grandísimos éxitos de los 90 como Rain Man o El club de los poetas muertos, y premiado ya por El paciente inglés (su quinta candidatura).
Y para guinda del pastel, a la directora de vestuario de todas las películas de época de la factoría Ivory-Merchant (Lo que queda del día, Regreso a Howard’s End o la que le dio su Óscar, Una habitación con vistas) en su décima candidatura.
¿Ven el patrón? No se preocupen, yo tampoco.


Y el derrotado es...

Saben que van a perder; se suele reconocer su trabajo entre los mejores del año, incluso a veces con dos candidaturas un mismo año, pero perderán. Lo saben, están acostumbrados.
Todo comenzó en 1995. La película “Cadena perpetua” consigue siete nominaciones y ningún premio, buenas críticas pero una taquilla floja. Fueron las primeras candidatura tanto de su director de fotografía, Roger Deakins, como del compositor de su música, Thomas Newman (que ese año se estrenaba con doble nominación, la segunda por “Mujercitas”).
Veinte años después, ambos comparten la misma maldición: acumulan el mismo número de candidaturas sin premio, ni más ni menos que en trece ocasiones.
En 2013 volvieron a coincidir en la película Skyfall. Ambos fueron candidatos. El resultado ya lo conocen. Este año, Newman trae su trabajo en El Puente de los Espías, Deakins el de Sicario.


¿Hombre record?

Año 2013, mejor fotografía. Y el Oscar va para… Emmanuel Lubezki, por Gravity. Primer premio para el mejicano.
Año 2014, mejor fotografía. Y el Oscar va para… Emmanuel Lubezki, por Birdman. Segundo premio consecutivo para el fotógrafo.
Este año, un nuevo premio para Emmanuel Lubezki por El Renacido significaría ser el único director de fotografía en lograr repetir tres años. Tampoco lo han logrado directores, ni actrices o actores, ni guionistas. Únicamente en efectos especiales (la trilogía de El Señor de los Anillos), cortometrajes de animación (el imbatible Walt Disney con 8 premios seguidos) y el compositor de bandas sonoras Roger Edens (tres oscars a finales de los 40) han logrado 3 o más premios en años consecutivos.


Pequeñas anomalías

Spielberg dirige una película con Tom Hanks al frente, todo según lo esperado. Pero aunque la película consigue nominación a mejor film, Spielberg no opta a director.
Sí son candidatos sus guionistas, unos tales ¡Joel y Ethan Cohen!
Y la música también opta, pero no es de “su” John William. Es sólo la segunda vez en 40 años que la música de una película de Spielberg no es compuesta por Williams, sino del ya mencionado Thomas Newman.
Eso sí, no rompe su equipo de montador y fotógrafo, Kahn y Kaminski, fieles desde el año 93 con “La lista de Schindler”.


El despertar

El nuevo episodio de la saga Star Wars está triunfando en taquilla, pero su reconocimiento por la propia Academia lo sitúa por encima de los anteriores Episodios I, II y III: consigue 5 candidaturas, frente a las 3, 1 y 1. El Episodio II sólo fue candidato a efectos visuales, ni siquiera su sonido era de lo mejor del año, y el Episodio III sólo fue candidato a maquillaje.
Por El Despertar de la Fuerza vuelve una candidatura al montaje (con la importancia que tiene el mismo para la calidad técnica de una película de acción) y vuelve a optar el maestro Williams por sus nuevos temas (les ruego que busquen el tema de Rey y se deleiten).


Repetimos

Y por último, ¿existen muchos candidatos que repiten del año pasado o que repiten habitualmente?
Jennifer Lawrence dirigida por David O. Russell = nominación. Las tres veces que la ha dirigido (El lado bueno de las cosas, La gran estafa americana y este año por Joy) ha sido candidata, ganando en la primera ocasión.
Eddie Redmayne protagonizando una película biográfica. La Chica Danesa, igual que el año pasado cuando ganó por La Teoría del Todo.
Mark Ruffalo repite candidatura a actor secundario (Spotlight este año, Foxcatcher el año pasado).
Alejandro G. Iñarritu, ganador en 2015 por Birdman, candidato en 2016 por El Renacido.
De los directores de fotografía Emmanuel Lubezki y Roger Deakins ya hemos hablado...

Jóhann Jóhannsson compuso el año pasado La Teoría del Todo, y este año ha compuesto Sicario.

Rosencrantz
@Friki Del Cine

1 comentario:

  1. Vaya montón de curiosidades, enhorabuena por el artículo! Increíble que Spielberg repita compositor de banda sonora siempre! jeje

    ResponderEliminar

¿Algo friki que decirnos? ¿Un dato cinéfilo que quieras aportar?
Somos todo oídos...